Enriquecimiento animal entrevistamos a Juan Carlos Cañadilla Lendinez

¿Quién eres? ¿porque creaste tu blog sobre enriquecimiento ambiental?

Hola, soy Juan Carlos, cuidador de exóticos y mascotas, auxiliar veterinario y ponente de bienestar animal en núcleos zoológicos. Y cuando puedo, redacto contenidos en varias webs, entre ellas, enriquecimientoambiental.com.

En la actualidad trabajo como freelander de “profe” de enriquecimiento ambiental para el Instituto de Biodiversidad Tropical (IBT) en sus cursos de manejo de fauna.

Desde siempre me han atraído la naturaleza y su fauna, hasta el punto de vincular mi vida laboral a esta gran pasión que es el bienestar animal. Me preocupa mucho la vida en cautividad de animales en zoos y parques, y una buena manera de colaborar y ayudar a estas especies es mediante el enriquecimiento ambiental.

Si además ayudas a difundir y promocionar el respeto por la fauna que vive con nosotros en este maltrecho planeta, pues mejor ¿no?. Con ese objetivo nació mi blog.

Que es el enriquecimiento ambiental y coméntanos que problemas podemos evitar con un buen programa de enriquecimiento.

Existen varias definiciones del asunto, pero yo siempre uso la misma.

¿Te has planteado alguna vez que hacen los animales de un zoo en sus instalaciones a parte de comer y dormir? o las mascotas en casa cuando están solos y tú estás trabajando fuera de casa … exacto, poco más.

Dicho de forma elegante, no tienen nada que hacer y se aburren “mogollón”. En contraste a este concepto, en libertad, los animales se pasan la vida buscando comida, defendiendo su territorio, evitar ser depredados, etc, no tienen casi tiempo libre y ocupan la mayor parte de su tiempo a estos menesteres. Obvio ¿verdad?

El entorno de los animales que son cuidados en cautividad resuelven de inmediato la mayoría de necesidades de estos, por lo que pasa a un estado distinto al natural y aquí es donde comienzan los problemas. Llegan las estereotipias. (comportamientos anormales que generan riesgos para la salud física y emocional de las especies.)

¿Cómo podemos evitar estas conductas dañinas y mejorar su bienestar en cautividad? ¿Y si los tenemos ocupados generando comportamientos naturales?

Bien, pues aquí entra el enriquecimiento ambiental en juego.

Por tanto, una buena definición de enriquecimiento ambiental, es mejorar la calidad de vida de los animales en cautividad, recreando en ellos conductas y comportamientos semejantes a las de un animal sano en libertad. Tiene lógica verdad?

Un ejemplo muy socorrido en primates son los termiteros para chimpancés. Una conducta en libertad de estos animales es comer termitas mediante el uso de ramitas y palos, que ellos mismos se fabrican para acceder al interior de estos termiteros y darse un banquete con estos insectos. Vale, pues la propuesta es, ¿por qué no generar este comportamiento en cautividad introduciendo en sus instalaciones un termitero artificial, y dejando ramas cerca?

Pues conseguimos que el chimpancé en cuestión esté entretenido, reproduzca conductas naturales y no se aburra.

Cómo crees que ha evolucionado en estos años el nivel de conciencia animal en la sociedad.

En los últimos años he notado un aumento considerable de concienciación animal por parte de la sociedad. Sobre todo en las nuevas generaciones. Creo que si, que la gente es más consciente de las implicaciones que nuestra sociedad moderna tiene en detrimento de la flora, fauna y hábitats en todo el planeta.

Cada vez existen más ONG´s y asociaciones de defensa animal, y mayor implicación y denuncia. En general difundir el bienestar animal es una herramienta que funciona. Los propietarios de mascotas, cada vez valoran y entienden más las necesidades de sus mascotas, y los núcleos zoológicos, están mejorando al respecto y “se están poniendo las pilas”. El problema es otro..

Pese a todo, la realidad es que las grandes empresas y los lobis gobiernan el mundo, y parece que este tipo de reivindicaciones están por debajo de sus intereses. Aquí sí que queda mucho por hacer y casi no se avanza. Es muy difícil pelear contra los intereses de las grandes corporaciones.

Juan Carlos Cañadilla Lendinez. Redactor de contenidos web  y community manager en:

IBTinstituto de biodiversidad tropical

Y en blogs:

enriquecimiento animal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *